6 CLAVES DEL SMOKING MASCULINO… ¿O FEMENINO?

Cuando hablamos de “los locos años 20”, no podemos evitar que se nos venga a la cabeza la imagen de mujeres y hombres bailando swing y disfrutando de la vida. Y es que en una época marcada por la posguerra, el optimismo apremia y eso se ve reflejado no solo en la sociedad pero también en la moda. 

Durante el día corbatas y camisas cómodas y desenfadadas. Por la noche muchas fiestas, pajaritas, smoking y elegancia pura. Y aquí te mostramos las 6 claves.

1 CUELLOS

Para la ropa de noche, el cuello más usado seguía siendo el cuello de punta de ala con puntos doblados que dejaban ver la pajarita.

2 CORTE 

Corte ajustado, a pesar de que hasta ese momento se llevan las prendas holgadas, comienzan a estilizarse las chaquetas y pantalones, quedando ajustados a la figura masculina. Se marca la cintura y los hombros.

3 CHAQUETAS

Las chaquetas se alargan, existían dos tipos de cierres entre los que elegir: cierre sencillo o cierre cruzado. Se introducen accesorios como bolsillos con pañuelos salidos. 

4 ¿CHALECO O SASH?

Chaleco negro como norma, el tejido del chaleco solía ser de más calidad que el de la propia chaqueta, debía resaltar. En 1938 se sustituye el chaleco por el sash, un fajín de seda negro sobre la cintura.

5 CAMISA

Cuando hablamos del esmoquin no hay discusión con las camisas, siempre blancas. Pero para la vestimenta de día, observamos una evolución notable hacia la comodidad, camisas sueltas, desabrochadas y de colores y estampados, en definitiva los jóvenes pretendían romper con el estilo elegante del frac. 

6 PANTALONES

Los pantalones más cortos (pero no mucho), dejando entrever los calcetines.

A pesar de que hasta los años 30 esto era una prenda casi exclusivamente masculina, las primeras mujeres comienzan a llevarlo convirtiéndolo en símbolo de sensualidad, revolución y seguridad. Mujeres icónicas como Coco Chanel y Marlene Dietrich fueron de las primeras en aparecer en público con un smoking, más tarde Yves Saint Laurent lo terminó de popularizar.

Desde entonces son muchas las mujeres que optan por lucir smoking ya sea en galas, cenas, fiestas o para ir al trabajo. Y es que cuando nos sentimos guapas y sexys, solo nos hace falta subirnos a unos tacones para comernos el mundo. 

Como decía Yves Saint Laurent “ Para las mujeres un esmoquin es una pieza de armario indispensable con la que se encuentran a sí mismas, porque es estilo y no una moda. La moda va y viene pero el estilo es para siempre”

A nosotras nos encanta, y por eso le hemos querido dar un toque todavía más femenino al esmoquin en nuestra nueva colección.

SHARE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *