In thejournal

VERDE5-MOVIL

 

No nos vale cualquier cosa. Estar elegante sin esfuerzo requiere maestría en aquello de “pescar” el modelito ideal que, con poco, nos hará deslumbrar. En eso consiste el effortless chic, palabra que no nació por casualidad porque, aunque son pocas, las vagas elegantes existen. ¿Eres tú una de ellas? Responde honestamente con sí o no a las siguientes afirmaciones:

AMARILLO4-MOVIL

Te da una pereza horrible conjugar complementos y por eso, has decidido dar el campanazo con un vestido espectacular que no necesite nada más que a ti dentro. (SÍ/NO)

¿Vestido? ¿qué vestido? Ahh.. éste! Pues mira, me lo he comprado por internet, es de una nueva firma que TÚ no conoces y yo SÍ. Yo con este calor no salgo a la calle en horario comercial querida. (SÍ/NO)

¿Peluquería para ir a un evento? Pero si llevo las puntas perfectas! Además, a mi me gusta bailar con el pelo al viento y que se mueva. (SÍ/NO)

No serás tú quien cambie los tacones por esas manoletinas que regala la novia. Bastante has hecho con decidir qué calzado ponerte como para tirar todo ese esfuerzo por la borda. (SÍ/NO)

Cuando una sale a cenar, CENA y no se pone nada demasiado ajustado que pueda impedir ese idilio que tiene con el buen comer. ¿Meter tripa? Acabáramos. (SÍ/NO)

Cuando eliges una pieza de moda, es con plena consciencia de que no sólo te valdrá para una boda, si no que la usarás y la usarás y con ella triunfarás. (SÍ/NO)

Hay cosas que dan pereza, pero nada en comparación con esforzarte en parecer despreocupada con tu look y que aparezca “otra” vestida igual que tú. Eres única, y lo sabes. Vámonos de aquí. (SÍ/NO)

 

Si has sacado un SÍ o más… Eres una vaga elegante 😉

 

 

solance-verde-oliva-desktop-5